objetos reducir plástico

4 maneras fáciles para empezar a reducir el plástico

Actualmente vivimos en un entorno en el que el plástico es un material muy común. 

Siempre nos hemos esforzado en crear materiales que tengan propiedades que no poseen los materiales naturales, o buscado un material que las reúna todas. La evolución del plástico empezó con el uso de materiales naturales que tenían propiedades plásticas intrínsecas. El paso siguiente en la evolución del plástico fue la modificación química de materiales naturales como el caucho, la nitrocelulosa, el colágeno o la galalita. 

Hace aproximadamente unos 100 años empezaron a aparecer aquellos materiales totalmente sintéticos que conocemos como plásticos. El policloruro de vinilo (PVC) fue polimerizado por primera vez entre 1838 y 1872, pero un avance fundamental tuvo lugar en 1907, cuando el químico belga-americano Leo Baekeland creó la baquelita, el primer plástico fabricado en serie realmente sintético.

Y desde allí hasta la actualidad. Desde la creación de Baekeland, se han creado y desarrollado muchos nuevos plásticos que ofrecen una amplia gama de propiedades deseables, y que todos tenemos en casa, en el trabajo… 

Durante años el uso de plásticos nos ha hecho la vida mucho más fácil, cómoda y práctica, pero hemos estado muchos años sin pensar en las consecuencias. 

¿Qué pasa cuando ya no necesitamos más todos esos objetos que llevan plástico? ¿Qué pasa con la botella de agua que hemos comprado, el bote de champú cuando se acaba, las pajitas del zumo del desayuno, las bolsas del supermercado…?

La mayoría de estos residuos plásticos, por desgracia, terminan en vertederos, playas, ríos y océanos y contribuyen a problemas tan importantes como la gran mancha de basura del Pacífico, un remolino de basura en el que plástico supera al plancton.

¿Y qué podemos hacer nosotros? ¿Qué puedo aportar yo?

TE PROPONEMOS 4 OBJETOS FÁCILES DE INCORPORAR A TU DÍA A DÍA PARA EMPEZAR A REDUCIR EL PLÁSTICO DE FORMA FÁCIL.

Hay varias cosas que podemos hacer todos en casa, sin grandes esfuerzos pero que aportarán mucho en este mundo. A continuación te damos una serie de consejos que puedes aplicar y productos que puedes utilizar para empezar a reducir en tu casa:

  1. Bolsas de algodón para hacer la compra: evita comprar bolsas de plástico en el supermercado cada vez que vas a hacer la compra. Recuerda llevarte las tuyas cuando vayas a comprar. Además, las hay de muchos tamaños, así que es interesante tener alguna bolsa más pequeña para comprar las verduras y la fruta y evitar cogerla envasada en plástico o ponerla en las bolsas de plástico que ofrecen los supermercados.  
  2. Porta bocadillo: si eres de los que se lleva un bocadillo cada mañana la trabajo o se lo haces a tu hijo para el cole, deja de envolverlo en papel de aluminio o film. Puedes empezar a utilizar los porta bocadillos reutilizables.
  3. Botella metálica reutilizable Linber. ¿Sabías que el uso de una botella metálica reutilizables reduce el uso de 167 botellas de plástico al año? Utilizar ese tipo de botellas reduce mucho el uso de botellas de plástico, tanto para ir al trabajo, al gimnasio, de paseo de excursión. Además, si es térmica te servirá para llevarte tu agua fría a la playa o tu té calentito a esquiar.
  4.  Envoltorio de cera de abeja. ¿Quién on tiene media cebolla en la nevera? Una de las alternativas al plástico es utilizar los envovltorios de cera de abeja para envolver productos alimenticios en la nevera, evitando así el uso de film plástico o papel de aluminio.
botella y roll eat reutilizable

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TODO 20% dto / Envío gratis +49€

Got it!
X